EL ÓXIDO DE LA MEMORIA
Si miro todo aquello, vuelta a funcionar
el raro mecanismo que nos devuelve casi
distorsionado, a veces, envuelto de tul negro,
un sedimento ciego de imágenes, palabras
que nos costó decir, seguramente
donde el presente se desvía lejos
y el vapor del consuelo se dispersa.



Algunos arraigos me vienen (Sevilla: Diputación Provincial, 2006)